Solo comí fruta por 5 días, y esto es lo que sucedió

¿Puede un humano sobrevivir consumiendo solo frutas? ¿Pero qué pasaría con tu estado de ánimo y bienestar? Ni alimentos procesados, ni verduras, ni carne. ¡Exclusivamente fruta!

Una dieta que consiste enteramente de fruta se llama alimentación frugívora. Si sigues esta dieta, puedes comer frutas dulces y con semillas (pepinos, aceitunas, tomates, aguacates, etc.). Algunas personas también dicen que puedes permitirte algunas semillas y nueces de vez en cuando. Pero después de elegir esta forma de vida, tendrás que decirle no a los alimentos cocidos, y los granos; y evitar los productos animales. Naturalmente, tendrás que decir no a todas esas cosas deliciosas como pizza, pasteles y papas fritas. ¿Qué te parece esto? ¿Estás listo para probar una dieta así?

RESUMEN:

– ¡En el primer día, me sentí sorprendentemente satisfecha! Al mismo tiempo, tuve que visitar el baño demasiadas veces. Me pareció que todas estas frutas resbaladizas simplemente se deslizaban por mi sistema digestivo.

– Sin embargo, en el segundo día, ya no me sentía tan bien. Mis intestinos seguían retorciéndose, y me sentía un poco hinchada. También empecé a sentirme bastante hambrienta, y empecé a preocuparme de que posiblemente estuviera consumiendo demasiado azúcar.

– Al tercer día, quería algo más que mi fruta habitual. ¡Podría haber sido algo realmente simple como un pedazo de pan o un tazón pequeño de arroz! A decir verdad, no pude luchar contra esta tentación y comí varios canapés

– En el cuarto día, sentía antojo por algo poco saludable (¡como una porción de pizza!). Además, tenía un gran problema con la hinchazón, y sonidos extraños seguían saliendo de mi estómago.

– En el quinto día, me fui a la cama temprano. No me sentía bien del todo. Mi estómago todavía estaba revuelto, seguía visitando el baño con mucha frecuencia y tenía una sensación constante de hambre agobiante.

– Llegué a la conclusión de que la alimentación frugívora no es para mí. Sin embargo, he escuchado sobre personas que siguen esta dieta y se sienten muy bien y saludables. Esto probablemente dependa de algunas peculiaridades personales.

– Los nutriólogos recomiendan el adoptar una dieta que consista solamente de frutas de una forma lenta y cuidadosa. Si has decidido que comer solo frutas es tu onda, observa la transición de cerca para que puedas detenerla si te sientes mal.

– Algunas frutas, por ejemplo, las manzanas y los plátanos, son grandes probióticos. Ayudan a mejorar tu digestión mediante la alimentación de bacterias intestinales útiles.

– Las frutas contienen fibra, y la fermentación de esta fibra resulta en una buena salud general para tu intestino: tu cuerpo absorbe todos los nutrientes de manera más efectiva.

– Si solo comes fruta, tendrás menos colesterol, menos problemas con tu sistema cardiovascular y presión arterial saludable.

– Las frutas están llenas de azúcares. A pesar de que están en sus formas naturales, estos azúcares conducen a picos en los niveles de azúcar en la sangre. Tales picos tienen una influencia en la producción de insulina.

– Puedes sentir hambre constantemente porque tu cuerpo digiere los carbohidratos en las frutas demasiado rápido. Como resultado, tienes que comer porciones más grandes.

– Curiosamente, a pesar de consumir una gran cantidad de vitamina A y carotenoides provitamina A, debido a la escasez de grasas en tu dieta, tu cuerpo no puede absorberlos.