Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico

Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico

Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico 1

Podemos decir que a la hora de pensar en drogas usualmente no se suele asociar con ecología. Pero se ve que un dealer de Birmingham (Inglaterra), tiene mucha conciencia sobre el cuidado del planeta, y es que decidió comenzar a vender su producto en contenedores que puedan ser devueltos y rellenados para no contaminar.

Un consumidor de cocaína le dijo a The Metro: “Me dieron un gramo de cocaína en esta cápsula de plástico y mi vendedor me dijo que ya no servían en bolsas de plástico Ziploc ni en envoltorios. Dijo que podría devolverlo si quería y él lo rellenaría y eso sería mejor para el medio ambiente”.



Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico 2
Wikimedia Commons/Fotoedukacji

El hombre dice que en un principio pensó que se trataba de una broma, pero resulto ser real. Y si bien a él no le importa mucho el medioambiente, cree que otros de los consumidores si se alegraron por la nueva medida.

Tienes que hacer pequeños cambios para hacer grandes cambios en el mundo. Aunque, siendo realistas, el crecimiento y la producción de la droga son responsables de enormes cantidades de deforestación y de contaminación.

Un crucero británico que se convirtió en una orgía de alcohol, drogas y excesos de todo tipo

Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico 3

Era un crucero, así que se suponía que debía ser un viaje de placer. Pero los cinco días que duró el recorrido del Vision of the Seas por el Mediterráneo fueron mucho más que eso: cientos de jóvenes que coparon el barco para vivir una fiesta interminable convirtieron la travesía en una pesadilla para quienes sólo buscaban descansar




 

Narcotraficante “ecológico” vende cocaína en frascos reutilizables de plástico 4



Gente teniendo sexo múltiple en espacios públicos, personas aspirando cocaína en cualquier parte y ebrios tirados en los pasillos eran imágenes comunes. El desastre era tal que algunos vomitaban en la piscina o en el piso. Otros debían ser trasladados en silla de ruedas a sus habitaciones, ya que no se podían mover.