La estupidez humana no tiene limites

La semana pasada Justin Bieber fue a Barcelona y los fans se morían por tocarlo, un/a fan decidió tocarle la cara (atrevido por cierto) por lo cual el respondió dándole un puñetazo, el joven no sabia que hacer su ídolo lo había tocado, era felicidad mezclada con asombro pero nunca furia o enojo por haber sido agredido.

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Comentarios?