Bueno, no me sorprende, esos orientales son muy locos para el arte!

Responder