Agarrando el pelon a zapes

Ad Blocker Detectado

Nuestro sitio es posible gracias a que mostramos anuncios a nuestros visitantes. Por favor considera apoyarnos deshabilitando tu Ad blocker.

Fuí con mi amigo Martín a un partido de Beisbol. Estábamos medio aburridos porque no había mucha acción de parte de los equipos. Por lo que nomas de ideosos, le digo a mi amigo al ver a un Pelón grandote y mamado que estaba sentado adelante de nosotros como 5 filas:
– Te apuesto una 200 varos a que no le das una zape en la cabeza a ese pelón de allá abajo!
– A que si se la doy. Y va con el pelón, le dá tremendo zape en la nuca y le dice:
– Que onda Ernesto!! cuanto tiempo sin vernos! como has estado?
El pelón se soba la cabeza y le dice medio enojado:
– Yo no soy Ernesto, y no te conozco!
– No eres Ernesto? pero si eres igualito… entonces perdóname compa. Lo siento.
Yo me estaba cagando de la risa. Llega mi amigo y me dice:
– No que no le pegaba? ahora pagame!
Le pago los 200 a mi amigo. Después de una entrada le vuelvo a decir:
– A que no le vuelves a pegar otra vez al pelón en la cabeza? Ahora te apuesto 500…
– A que si le pego. Esperame.
Va otra vez a donde estaba sentado el pelón, le da tremendo zape en la nuca nuevamente y le dice:
– Que onda Ernesto! no me engañes.. si eres Ernesto, pero no que quieres saludar! Como estas Ernesto?
Ya bien encabronado el pelón le dice:
– Con una chingada!! te digo que no soy Ernesto!! no te conozco y jamás te he visto en la vida. Si sigues chingando te va a cargar el payaso!
Mi amigo ya medio intimidado por el tamaño del pelón, le dice:
– Pues es que eres igualito a Ernesto… pero si dices que no eres, pues esta bueno… ahí muere.

Regresa mi amigo a la butaca y estábamos a punto de orinarnos de la risa… le pago la apuesta y seguimos viendo el partido. En eso vemos que el pelón para evitarse mas broncas, se mueve de su asiento y se va hasta el otro lado del parque.

Le digo a mi amigo:
– Te apuesto $2,000 a que no le vuelves a pegar al pelón en la cabeza.
Mi amigo acepta la apuesta pero no encuentra al pelón sino hasta después de un rato. Al verlo, se le acerca por atrás, le pega un zape en la nuca y le dice:
Que onda Ernesto!! no me lo vas a creer pero te acabo de confundir con un pelón que estaba sentado del otro lado del parque igualito a ti!!!

Deja tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web
Analytics View My Stats