El primero . . . en cagarla

Las prisas no llegan a ningún lado, aquí una muestra que es mejor esperar a ser el primero . . .  en cagarla.

Dejar una respuesta

Web
Analytics View My Stats