Curioso el anuncio, debe encontrarse en algún taxi de la ciudad de México, los chilangos son muy ingeniosos. Y que si es desagradable que alguien tenga la imprudencia de hacerlo dentro de un auto con los vidrios cerrados.

Responder