Es despreciable este tipo de conducta, siendo que eventos y festejos como el Mundial deberían ser todo lo contrario a riñas como la del partido de México y Argentina, saludos.

Responder