Selección y optimización de recursos materiales favorecedores del desarrollo en la Educación Física parte 2

parte 1

En los casos en que el material llegue a tal nivel de deterioro que su reparación sea más costosa que la adquisición de uno nuevo, optaremos por la reutilización. En este momento, el material deja de ser útil para parte o para todas sus funciones habituales, pero no para muchas otras. Entonces, no debemos deshacernos del material, sino utilizarlo de manera diferente.

Esto no debe hacer que nos olvidemos de las cuestiones básicas de seguridad que siempre hay que considerar a la hora de gestionar y utilizar el material: en la reutilización hay que ser especialmente prudente evitando usos que pudieran resultar peligrosos debido la las características de degradación del material.

Otra opción interesante es la construcción del material, tanto por parte del profesorado como de los que han de utilizarlo. La gama de material que entra dentro de esta opción es muy amplia, desde sencillas cestas a base de botes vacíos de suavizante para cesta-punta, hasta elaborados aparatos de gimnasia o instalaciones como rocódromos. El inclinarse por unos u otros dependerá entre otros, de las materias primas disponibles, y los conocimientos técnicos de las personas que lo van a construir o sus coordinadores. A continuación ponemos algunos ejemplos de material sencillo que se puede construir:

  1. mazas de rítmica y malabares: introducir un palito en una botella de plástico de 33 cl. de agua o refresco, pegarlo con cinta aislante y decorar.

  2. discos voladores: platos de plástico para acampada.

  3. paracaídas gigante: sábanas viejas o plásticos de pintor.

  4. cestas de cesta-punta: botes de suavizante cortados.

  5. palos del diablo para malabares: travesaños de perchas de madera recubiertos con tiras cortadas de cámaras pinchadas de bici y cinta aislante de colores.

  6. móviles ligeros para iniciación de lanzamientos: saquitos de tela de colores rellenos de arroz o arena u otros para diferentes texturas.

  7. pelotas para malabares: globos rellenos de arroz.

  8. picas: palos de escoba pintados de colores.

  9. pelotas ligeras: calcetines o medias viejas, unos dentro de otros.

  10. ladrillos de psicomotricidad: bloques de madera pintados de colores.

  11. bolos: cilindros de madera de unos 10 cm. de diámetro x 30-40 cm. de alto pintados de colores o botellas de pvc de 1 litro lastradas con arena y pintadas de colores.

  12. aros: tubo eléctrico o de gas butano cerrado con un cilindro interior de madera o con cinta de precinto.

  13. “rana” y dianas de puntería: tambores de detergente o cajas de embalaje de tabaco pintadas y agujereadas convenientemente.

  14. indiaka: media rellena con una pelota de espuma, o poliespan con plumas pinchadas y pegadas.

  15. combas: comprar una cuerda larga por metros y cortarla y anudarla en la medida adecuada.

  16. vallas de iniciación: botellas de pvc lastradas, pintadas y con una hendidura en la parte superior. A cada dos botellas se le encaja un listón de madera pintada de 1 m. de largo.

  17. grandes bloques para construcción y creación de túneles, obstáculos, etc.: Cajas de cartón de diferentes formas y tamaños, reforzadas con precinto y pintadas.

  18. patines o “minicoches”: tablas ovaladas pintadas y con 4 rodamientos.

  19. zancos: latas grandes de conservas o tacos de madera pintados y con cuerdas para sujetar con las manos o atar a los pies.

  20. juego de iniciación al béisbol: tubos de cartón de piezas de tela y pelotas hechas con bolas de periódicos y rodeadas de cinta de precinto.

A continuación mostramos un ejemplo de sesión en la que predomina la concepción participativa y emancipadora, especialmente porque la mayoría del material utilizado es fabricado por los propios participantes y las formas de utilización también parten de su propia iniciativa.


Propuesta de sesión práctica

Objetivo: Favorecer la creatividad en los participantes y conseguir que vivencien de manera lúdica las posibilidades que aquella y los materiales cotidianos y de desecho les pueden brindar. Mejora de la coordinación oculomanual y de la percepción espaciotemporal.

Contenido: Juegos deportivos y cooperativos. Educación para el consumo.

Material: Tubos de cartón de piezas de tela, periódicos viejos, cinta de embalar, pinturas, botellas vacías de 1-1.5 litros, arena, plásticos protectores de pintor, balones medicinales.

Instalación: Pista polideportiva o zona llana.


Presentación de la sesión

Presentar la sesión como una aplicación práctica de la concepción participativa en el uso de los materiales, hacer referencia también a cuestiones relacionadas con el contenido transversal de educación para el consumo.

Interesa dejar muy claro que a lo largo de toda la sesión los participantes han de ser los protagonistas, tanto por ser los creadores de los materiales, como los diseñadores de sus diferentes usos y aplicaciones. El profesor se limitará a proponer líneas generales de actuación, por ejemplo “juegos con paracaídas gigante” y los propios alumnos irán llevando a la práctica diferentes variantes individuales, colectivas, cooperativas, competitivas, etc.

Los materiales pueden haber sido fabricados en sesiones anteriores, a ser posible a través de un trabajo interdisciplinar con áreas como educación artística o diferentes tecnologías. Por su sencillez, también se podría fabricar al inicio de la sesión si ésta dura más de 1 hora. A continuación relacionamos el material elaborado a utilizar:

  1. Bates de béisbol y palos de hockey: tubos de cartón de piezas de tela convenientemente decorados y cortados a la longitud adecuados.

  2. Pelotas ligeras: Pueden hacer las veces de las conocidas pelotas de goma-espuma. Las fabricaremos en dos tamaños: aproximadamente como pelotas de rítmica y como pelotas de tenis. Para su fabricación arrugaremos papel de periódico y con cinta de embalar le daremos la forma y consistencia final.

  3. Bolos: Botellas de plástico bien de agua o de leche, lastradas con arena, cerradas con cinta de precinto y decoradas de colores.

  4. Paracaídas gigantes: Los plásticos protectores que en cualquier tienda de pinturas podemos encontrar para proteger suelo y muebles de la pintura, resultan muy asequibles y convenientemente decorados se convierten en un material muy motivante.


Parte principal

  1. Invitamos a los participantes a organizar diferentes juegos y concursos de puntería con los bolos y balones medicinales.

  2. Juegos de béisbol y hockey, utilizando los tubos de cartón de piezas de tela y las pelotas ligeras pequeñas.

  3. Juegos con paracaídas gigante y balones ligeros: En muchos casos los participantes estarán menos familiarizados con este material, por lo que podría resultar necesaria una mayor intervención del profesor proponiendo actividades.
    Por si éste fuera el caso, proponemos algunas:

    1. Hacer la ola: alternar hinchar-deshinchar el paracaídas.

    2. La bomba: situar varios balones ligeros en el centro del paracaídas, distribuir varios equipos en todo el borde del paracaídas y empezar a moverlo. Cada vez que el balón toque al miembro de un equipo, el resto de equipos se anotará un punto.

    3. “Paracabol”: Dos equipos, cada uno con un paracaídas. Pasar una pelota ligera de un paracaídas a otro.

    4. Pimientos, tomates y melones: Tres equipos de verduras distribuidos por todo el perímetro, al hinchar el paracaídas se nombra a uno, que debe cambiar sus posiciones por debajo del paracaídas antes de que vuelva a caer.


Reflexión final

Reunir a todos los participantes e invitarles a compartir sus reflexiones en torno a los materiales utilizados, sus usos posibles, actividades más motivantes, otros usos que se podrían hacer, posibles mejoras que se hayan podido deducir de su utilización en los juegos propuestos, etc.


Referencias bibliográficas

  • Díaz, J. (1996) Los recursos y materiales didácticos en Educación Física. Apunts: Educación Física y Deportes, 43, 42-52.

  • Barreiros, J.; Silva, P. e Pereira, F. (1995) Bases perceptivas da organizaçâo da acçâo: affordance, constrangimentos e categorias biodinâmicas da acçâo. En Percepçâo & Acçâo. FMH. Lisboa. pp. 9-39.

  • Esper Di Cesare, P.A. (1999) Estudio sobre el tamaño ideal de baloncesto en jugadores de 13-14 años. Lecturas: Educación Física y Deportes. Revista digital, nº 15. Octubre. Buenos Aires.

  • Galera, A. (1996). Gestión del material en las instalaciones deportivas, en Gestión del Material y Mantenimiento de las Instalaciones Deportivas. Instituto Andaluz del Deporte. Málaga.

  • Ruiz Pérez, L.M. (1988) Espacios, equipamientos, materiales y desarrollo de las conductas motrices. Apunts: Educación Física y Deportes, 13, 7-8.

Doctora en Educación Física y Deportiva
Profesora de Desarrollo Motor
Universidad de Extremadura
Facultad de Ciencias del Deporte
(España)
María Luisa Rivadeneyra
mlrivade@unex.es

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

2 Comentarios

  1. cesar febrero 15, 2009
  2. Marie abril 9, 2009

Comentarios?