Perros justicieros que evitan peleas de gatos

Cualquiera sabe que perros y gatos no se llevan especialmente bien. Pero en ocasiones esta enemistad llega a casos extremos.

La convivencia genera roces, y llega el momento en el que alguien dice “hasta aquí hemos llegado”. Los gatos, ruidosos y molestos, no paran de jugar y pelearse, arañando y maullando sin tener ningún tipo de consideración por sus compañeros caninos. Es entonces cuando entran en juego los perros justicieros, que luchan por la paz separando a los gatitos y restableciendo el orden. No es un trabajo fácil, pero alguien tiene que hacerlo. Los mejores ejemplos, en el vídeo de arriba.

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta