la Gorra de Fidel Castro esta de moda!!

LA HABANA (Reuters) – La gorra verde olivo, marca registrada del convaleciente l?der cubano Fidel Castro, se est? convirtiendo en un objeto de culto pop entre los j?venes de la isla.

Algunos adolescentes cubanos est?n transformando ese s?mbolo de la revoluci?n, agreg?ndole logos de marcas como Puma, Nike, Adidas, Tommy Hilfiger y otros emblemas del consumismo salvaje que Castro siempre ha criticado.

El Comandante convirti? la gorra verde olivo sin galones ni distintivos en un icono de la revoluci?n de 1959. Sus r?plicas se venden hoy como pan caliente a los turistas que visitan Cuba y tambi?n por internet.

Para muchos j?venes cubanos, el significado es diferente.

“Es la gorra de Fidel, pero a nuestra manera. Est? de moda, es lo que se usa. Las conseguimos por ah? y luego las decoramos nosotros mismos. Si me traes una de los Yankees de Nueva York, yo feliz,” dijo Yoandry, de 13 a?os, sentado en una acera de La Habana Vieja.

Su gorra, por ejemplo, tiene un logotipo de Puma bordado con lentejuelas amarillas. Pero las hay tambi?n pintadas con esmalte sint?tico o recubiertas con marcas arrancadas de viejas camisas, pantalones y hasta zapatos.

Castro la llevaba al emprender en 1956 la lucha guerrillera, al entrar triunfante en La Habana en 1959 y durante innumerables discursos y batallas libradas en los 47 a?os que gobern? Cuba.

El l?der cubano us? su gorra p?blicamente hasta julio del 2006, cuando entreg? el poder a su hermano Ra?l debido de una enfermedad no revelada. Su uniforme es un s?mbolo tan poderoso, que hasta sus partidarios dudan que vuelva a vestirlo a menos que est? en condiciones de retornar al poder.

Otros distintivos de Castro, como el habano, desaparecieron en la d?cada de 1980 cuando el l?der cubano apag? su ?ltimo cigarro. Pero la gorra perdura.

Hoy forma parte del uniforme de campa?a de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior.

MODA ALTERNATIVA

Las gorras de la selecci?n cubana de b?isbol o las azules de Industriales, el equipo favorito, cuestan unos 20 d?lares en las tiendas para turistas, m?s del sueldo promedio de los cubanos. Las gorras militares, en cambio, est?n al alcance de cualquiera.

Recostado en su ‘bici-taxi’ a la caza de turistas a pocos pasos del Capitolio de La Habana, Tito, de 23 a?os, cuenta que su gorra se la trajo un hermano que est? haciendo el servicio militar.

“Como no tenemos las originales, usamos estas. Uno le pone lo que encuentra,” explica.

La de Alejandro, por ejemplo, est? tapizada con logotipos de Tommy Hilfiger.

“Saqu? las marcas de un pantal?n viejo. Gano 240 pesos (11 d?lares) y para comprar una gorra de b?isbol en la tienda necesitar?a ahorrar varios meses,” dijo.

Un funcionario del Gobierno cont? que su hijo adolescente lleg? de la escuela pidi?ndole su gorra de miliciano porque, dijo, est? de moda.

“Debo tener alguna en el closet,” respondi?.

OBJETO DE CULTO

Castro comenz? a regalar gorras a sus admiradores en enero de 1959, d?as despu?s de derrocar al dictador Fulgencio Batista. Una de las primeras se la dio al rector de la Universidad Central de Caracas durante una visita a Venezuela.

En 1987 le regal? una al ex astro argentino del f?tbol Diego Armando Maradona.

A?os m?s tarde, la gorra fue exhibida en Buenos Aires en una exposici?n de objetos del futbolista, junto a los botines con los que anot? “el gol del siglo” contra Inglaterra en la Copa Mundial de M?xico 1986.

La gorra verde olivo se transform? en uno de los souvenirs m?s buscados por los turistas en el mercado de artesan?as de la Habana Vieja, donde cuestan unos 3,5 d?lares y -a diferencia de las originales- vienen decoradas con estrellas rojas.

“Algunos turistas las compran porque son revolucionarios. La mayor?a porque es la gorra de Fidel,” explica Andrea. “Hay meses que vendo hasta 100.”

Achicharrados por el sol e identificables por las pulseras de sus hoteles de cinco estrellas, los turistas deambulan por la ciudad con sus c?maras de fotos y gorras verde olivo.

“La gente deber?a poder llevar estas gorras como tributo a Fidel Castro, que es un h?roe nacional,” coment? Jim McGovern, un miembro del parlamento brit?nico, parado frente a un puesto en un mercado de artesan?as.

MADE IN USA

Pero tambi?n se transformaron en un objeto de culto entre los j?venes de Estados Unidos, el archienemigo de Castro durante medio siglo.

La cadena de tiendas estadounidense Macys, por ejemplo, tiene tres versiones de la “gorra de Fidel” en su cat?logo por entre 25 y 18 d?lares.

“Mientras las gorras de b?isbol se desvanecen en el pasado, la de Fidel lleg? para quedarse. Tienen clase y te da estilo,” dice el sitio estadounidense Hatmerchants.com, que, adem?s de en verde olivo, la vende por 20 d?lares en otros cuatro colores.

Earth, otra empresa estadounidense, ofrece por 28 d?lares una versi?n ecol?gica de la gorra de Fidel Castro fabricada con una fibra de marihuana conocida como hemp en “impresionantes colores cl?sicos para vestir todo el a?o.”

“Fidel Castro la hizo famosa. Hoy en d?a es popular en todo el mundo,” dice DJINNS, una marca de ropa para amantes del hip hop que vende una versi?n “deluxe” por 39 d?lares.

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Comentarios?