La escopetarra: instrumento de paz

La escopetarra: instrumento de paz

By Norha Restrepo

page008_01.jpg
El m?sico C?sar L?pez trabaja con UNODC para concienciar al p?blico acerca de la violencia y las armas de fuego. Foto: Naci?n Sana

El instrumento que el m?sico colombiano C?sar L?pez toca en actos de protesta contra la violencia tiene su origen en la antigua Rep?blica Democr?tica Alemana. Lanzado desde un avi?n como parte de un cargamento de armas enviados clandestinamente a guerrilleros izquierdistas escondidos en la selva de Colombia, cay? m?s tarde en manos de paramilitares de la derecha.

Ambos grupos armados ilegales utilizaban el AK-47 como instrumento de guerra. L?pez lo transform? en un instrumento de paz.

Tuvo la idea de convertir un arma en una guitarra despu?s de presenciar las consecuencias de un sangriento ataque terrorista ocurrido en febrero de 2003. En un atentado con aut?movil bomba, atribuido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), contra un exclusivo club en Bogot? murieron 36 personas y otras 170 resultaron heridas.

L?pez y sus amigos reaccionaron a la violencia de la ?nica manera que sab?an: tocando m?sica. Como artistas y activistas por la paz deseaban mostrar su apoyo a las v?ctimas y hacer un llamamiento para terminar con el derramamiento de sangre. Mientras actuaban cerca del club en ruinas, L?pez observ? que un soldado sosten?a su rifle de la misma manera que ?l su guitarra. La primera escopetarra estuvo lista pocos meses despu?s.

Los rifles los proporcionan las autoridades colombianas. Una vez que se han retirado los mecanismos de disparo, Alberto Paredes, un luthier -experto en fabricar guitarras-, monta las piezas que transforman para siempre los objetos de muerte en objetos de esperanza: en guitarras el?ctricas.

En espa?ol, escopeta es un arma de fuego corriente y guitarra, el conocido instrumento musical. Juntas, las palabras escopeta y guitarra se convierten en un poderoso s?mbolo de paz. Para C?sar L?pez, la escopetarra representa la uni?n entre uno de los inventos m?s horribles de la humanidad y otro de los m?s bellos. El artista cre? el instrumento para incitar a la gente a reflexionar acerca de lo que el pa?s vive actualmente y qu? pueden hacer para cambiar esa realidad colectiva.

Las escopetarras se hacen con rifles que frecuentemente llevan marcas escalofriantes indicando el n?mero de personas que han matado. Inicialmente, L?pez trabajaba con escopetas que hab?an pertenecido a guerrilleros, grupos paramilitares o delincuentes organizados. Actualmente, utiliza rifles de asalto entregados por los combatientes paramilitares en el momento de su desmovilizaci?n.

“El hecho de que un arma se transforme de manera tan radical muestra la posibilidad que todo el planeta tiene de cambiar, aunque parezca absurdo”, declar? L?pez a Perspectivas en una entrevista en l?nea desde su casa en Bogot?.

Los instrumentos se entregan a m?sicos conocidos como medio para atraer la atenci?n p?blica hacia la causa del fin de la violencia y poner fin a la proliferaci?n de las armas peque?as o ligeras.

Los artistas son los destinatarios perfectos de un instrumento simb?lico como ?ste, seg?n L?pez. “Son la conciencia activa de una cultura y el medio m?s poderoso para transformar la visi?n y actitud de los seres humanos.”

Artistas con causa

Cada escopetarra es donada a un artista de fama internacional, una instituci?n o un individuo que trabajen en pro de la paz.

Juanes, superestrella colombiana, fue el primer m?sico que recibi? el instrumento. Ha ganado varios premios Grammy y es famoso en el mundo entero por ?xitos como “La camisa negra” y “A Dios le pido”. En sus discos, habla de la injusticia de la guerra, el miedo a la violencia y su sue?o de una vida en paz.

page008_02.jpg
En base al dise?o de abajo, los rifles se transforman en guitarras el?ctricas en el taller de un renombrado luthier. Foto: UNODC Colombia

Cuando se le mostr? la escopetarra, no pod?a creer lo que ve?a ni lo que o?a, porque el instrumento parec?a un rifle pero sonaba como una guitarra. “Es un s?mbolo muy poderoso”, dijo en una conferencia de prensa, en 2003. “Me gustar?a que todas las armas en Colombia y en el mundo fueran como ?sta”.

El m?sico argentino Fito P?ez recibi? de regalo un rifle-guitarra en 2004.

Se ha donado una escopetarra a la exposici?n permanente de las Naciones Unidas sobre el desarme en Nueva York y a la Oficina de las Naciones Unidas en Viena.

Hasta la fecha, han recibido tambi?n una escopetarra los m?sicos Manu Chao (Francia), Miguel Botafogo (Argentina) y Bob Geldof (Irlanda).

page008_04.jpg
El m?sico y activista Bob Geldof examina una escopetarra que le fue entregada en Cartagena, Colombia. Foto: UNODC Colombia

Desde 2006, C?sar L?pez colabora con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en la campa?a “Generaci?n de la no violencia”. Por medio de la ONUDD, C?sar ha recibido los fondos y los 17 rifles de asalto necesarios para seguir produciendo escopetarras.

“Estas armas que han causado tanto dolor, da?o y muerte renacer?n como un instrumento de amor, vida y creatividad”, dijo el Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calder?n.

Desarme de las almas

C?sar L?pez, de 33 a?os, empez? a tocar m?sica a la edad de 12 a?os. Con el paso del tiempo, la m?sica se convirti? en su profesi?n y en un modo de vida. “Soy m?sico porque no puedo hacer otra cosa en la vida”, ha escrito L?pez.

En el curso de los a?os, ha estudiado piano, percusi?n y composici?n. Asimismo, ha sido miembro de grupos de rock y de m?sica de c?mara. Con otros m?sicos, ha grabado 10 ?lbumes.

En su blog, L?pez dice que nunca ha “perdido el apetito, la curiosidad o la fe” de seguir por el camino que ha elegido. Aunque le sigue gustando tocar, componer, grabar y dar conciertos, tambi?n cree que la responsabilidad de un artista va m?s all? del simple entretenimiento. Por ello, promueve proyectos creativos destinados a dar una oportunidad a los ex-combatientes, a los j?venes atrapados por la violencia y a las v?ctimas de compartir su historia personal.

page008_03.jpg
La campa?a escopetarra pide a los ciudadanos que renuncien a la violencia.

Como parte de la campa?a “Generaci?n de la no violencia”, L?pez y otros m?sicos han viajado a comunidades afectadas por la violencia para reunir testimonios en v?deo que se muestran actualmente en conciertos interactivos titulados Resistencia. Mientras una orquesta toca m?sica cl?sica y electr?nica con instrumentos como la escopetarra, las historias que se relatan en la pantalla giran en torno a la resistencia pac?fica a la violencia. Se alienta al p?blico a participar.

Los activistas de la campa?a tambi?n han dado conciertos en prisiones, escuelas y universidades. La ONUDD apoya su labor orientada a los j?venes, en particular los implicados en situaciones de conflicto y o pertenencia a pandillas. “La m?sica y el arte les demuestran que hay alternativas a la violencia”, afirma Stefan Liller, experto asociado de la ONUDD, que ha participado en varios espect?culos.

L?pez dice que sus encuentros con muchos j?venes que pertenec?an a grupos armados o pandillas callejeras lo han afectado profundamente. “La gran mayor?a tienen heridas en su piel y su alma”, ha dicho tambi?n. “Tienen que hacer un proceso muy fuerte para dejar de ser -ellos mismos- armas de fuego.”

A tal fin, la escopetarra puede ser ?til. Ver un arma transformada en un instrumento musical puede suscitar en quienes solamente han conocido la violencia la esperanza de que sea posible un cambio. Algunos de los muchachos a los que L?pez ha conocido son ahora miembros de su Grupo Experimental de Reconciliaci?n, una banda de hip-hop. Dos de ellos pertenec?an a las FARC, uno a un grupo paramilitar y otro era miembro de una pandilla callejera. El grupo y la m?sica que crean les dan una oportunidad de curar sus heridas compartiendo sus sentimientos.

Los autores de la mayor parte de la violencia armada en Colombia y en el mundo entero son hombres j?venes. Seg?n C?sar L?pez, “las armas tienen un glamour inevitable que aprendimos desde Rambo hasta Mortal Combat“, lo cual no le impide a L?pez intentar despojar a las armas de su poder de destruir vidas humanas.

Para m?s informaci?n v?anse los sitios de Internet www.cesarlopez.org y www.escopetarra.org.

Visto en Naciones Unidas

Etiquetas:

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta