El Resort que se construyo la selección Alemana en Brasil

La selección Alemana nos volvió a demostrar que es un equipo de verdad y no solo en la cancha, sino que con la gente y los pueblos que visita.

pueblo

Como cada cuatro años, la selección alemana de fútbol dejó un recuerdo indeleble en la ciudad que los albergó durante más de un mes. La Federación Alemana de Fútbol llevó a cabo, durante su estancia en Brasil, 15 proyectos de ayuda social en los que invirtió cerca de medio millón de euros, según reportó el organismo.

La tradición alemana de ayudar a sus anfitriones nació en 1986, cuando el presidente de la DFB, Egidius Braun, quien encabezaba la delegación alemana que participó en el Mundial realizado en México, inició el proyecto ‘Ayuda a México’ con la fundación de una casa hogar en Querétaro, ciudad que sirvió de sede a la Mannschaft.

alemania131213

 

Tras un mes en el que los jugadores de la Mannschaft convivieron constantemente con los niños de la región y en más de una ocasión repartieron ropa y donativos, la delegación alemana se despidió oficialmente del pueblo de Santo André el pasado viernes para poner rumbo a Río de Janeiro donde ganarían su cuarta Copa del Mundo tras vencer a Argentina.

 

BgT9qbSCYAACXz3

Como último regalo, la Federación Alemana de Futbol dejó 25 bicicletas de montaña para el uso de la escuela local, ropa, y donativos a título personal de los adheridos a su causa.

El Seleccionador Aleman Joachim Löw, la Federación Alemana de Fútbol, junto con el apoyo de empresas privadas, construyó con varios meses de antelación, ‘Camp Bahía’, al noreste de Brasil.

Alemania-brasil

 

Tiene 15 mil metros cuadrados, 14 casas con 65 unidades residenciales, su propia cancha de fútbol, gimnasio, restaurante, una piscina y un aeropuerto, además de estar localizada cerca al mar y con fácil acceso a la playa. La localización del fortín fue pensada para ahorrar tiempo de viaje en las paradas que debe hacer la selección alemana en su recorrido por el torneo internacional más importante del mundo.

La construcción ha corrido a cargo completamente de la Federación Alemana y de sus patrocinadores. Desde mediados de 2013, aquellos metros cuadrados ya tenían un nombre: Campo Bahía, sede de la nueva campeona del Mundo. El ex jugador y ahora manager de los germanos, Oliver Bierhoff, fue el encargado de encontrarlo y definir lo que su selección necesitaba para conquistar la cuarta estrella.

seleccion alemana

Campo Bahía tiene 14 viviendas de dos plantas, edificios administrativos, gimnasio, piscinas, campo de fútbol y 65 habitaciones y hasta un pequeño aeropuerto a 30 kilómetros que les permitió volar hasta Fortaleza, Recife y Salvador de Bahía, lugar de sus tres primeros encuentros de este Mundial. Cuando la idea fue tomando cuerpo, hablaron con la FIFA, que la autorizó. Con ese beneplácito, los alemanes hablaron con el gobierno estatal, que al conocer la obra y el destino final del complejo, firmó las licencias rápidamente.

m_alemania_576

Ahora Campo Bahía pasará a ser propiedad del pequeño pueblo de Santo André. Sus habitantes han trabajo durante el Mundial como únicos empleados y al servicio de la Federación Alemana. Como premio recibirán un resort al lado de la playa que deberán gestionar en beneficio propio del pueblo indígena de aquella zona. Además, los jugadores les han donado 10.000 euros para la compra de una ambulancia para los servicios que necesiten las aldeas de los alrededores. Una parte del complejo a partir de ahora será utilizado como escuela para los hijos de los habitantes más pobres de la zona.

 

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta