‘Educación del movimiento’ vs ‘Educación por el movimiento’

   

Roberto Machín Casañas

     Antes de abordar las principales ventajas y desventajas de las diferentes concepciones teóricas que trataremos: “La educación del movimiento” y la “Educación por el movimiento” quiero destacar que ambas se centran y parten del “movimiento humano”. Es a partir de este elemento unificador del que partirán las diferentes corrientes en la Educación Física. Las diferencias entre ellas surgirán en torno a las funciones y cualidades que deban de tener.

 

     2

.     “Educación del movimiento” vs “Educación por el movimiento”

    “La educación del movimiento” pretende la consecución de un único objetivo que es el desarrollo de la capacidad del movimiento humano. Se centra exclusivamente en un objetivo motor obviando la posible consecución de objetivos de otro tipo.

    Entre las desventajas que observo del modelo se pueden destacar las siguientes:

    Se centra exclusivamente en la consecución de objetivos de tipo motriz, pero ¿qué pasa con los demás ámbitos del desarrollo? ¿En una clase de Educación física solo atendemos a la consecución de objetivos motores? ¿Dónde se hace referencia a objetivos sociales? (la persona usa su cuerpo y el movimiento para relacionarse con otras personas, interactúan, se comunican, resuelven conflictos, toman decisiones,…)

    ¿Y qué pasa con los objetivos afectivos? (a través del ejercicio físico, el niño puede demostrar sus posibilidades y sentirse bien, superarse,… El movimiento y el ejercicio físico pueden ser una fuente de placer y liberador de tensiones para el niño). ¿Y los objetivos cognitivos?: El movimiento es un valioso instrumento cognitivo para explorar el entorno,..El niño piensa, toma decisiones, cómo saltar, de que manera lanzo la pelota, hacia donde me muevo,…).

    Considero que en cualquier clase de educación física que este centrada en mayor o menor medida en la consecución de objetivos motores, también estará desarrollando otros ámbitos del desarrollo del niño (cognitivo, afectivo, social). Es más, la Educación Física aunque preste especial atención a las capacidades físicas, es todo tipo de educación del individuo, no es solo la parte motriz. Por lo tanto creo que este modelo presenta excesivas carencias en el desarrollo integral del alumno ya que parece solo centrarse en el ámbito físico-motriz.

    Relacionando esta concepción con alumnos con NEE podemos preguntarnos lo siguiente: Un niño por ejemplo en silla de ruedas (que puede o no tener carencias afectivas, reducidas experiencias relacionales, baja autoestima,…) ¿qué puede ser más beneficioso para su desarrollo? que en las clases de educación física solo se atienda a su desarrollo motor (que por cierto tendrá unas limitaciones) realizando continuamente ejercicios para mejorar y perfeccionar una habilidad. O que además de realizar actividad física, participe con sus compañeros, que se relacione jugando con ellos, que se sienta feliz

    En numerosas ocasiones, simplemente con unas pequeñas adaptaciones (material, normas,…) e igualando las posibilidades de éxito de todos los niños, estamos favoreciendo que el niño participe con sus compañeros, que se relacione, que se divierta, y sobre todo que se sienta feliz (objetivos sociales, afectivos,…).

    Como ventajas de esta concepción podría destacar:

    El perfeccionamiento o profundo desarrollo de la capacidad de movimiento humano que el modelo persigue. Perfeccionamiento de los movimientos, de las habilidades motrices, que pueden ser educados y entrenados para conseguir un mayor rendimiento. La mejora de los movimientos a través de la educación, adiestramiento, entrenamiento de los mismos.

    “La educación por el movimiento” pretende, a través de las manifestaciones motrices del hombre, contribuir a su desarrollo integral.

    Las ventajas del modelo son las siguientes:

    Pretende un desarrollo integro del alumno, un desarrollo íntegro basado no solo en el aspecto motor, sino en todos los ámbitos del desarrollo. Pretende por tanto un desarrollo integral del alumno a través del movimiento y de la actividad física. Este es un modelo mucho más completo, globalizador y enriquecedor para el desarrollo humano.

    Entre las desventajas, si es que realmente pueda considerarse como tal, podría destacarse que esta concepción podría exigir una mayor formación por parte del maestro. (Debe atender no solo al ámbito motriz, sino también todos los demás que conforman el desarrollo íntegro del alumno. También debería establecer relaciones interdisciplinares entre las demás áreas para atender y desarrollar íntegramente al alumno: matemáticas, lengua extranjera, música,…). Y actualmente no creo que la mayoría de maestros de Educación Física estemos lo suficientemente formados para tal función (los estudios para la carrera no son suficientes, no hay un programa adecuado de formación para maestros, y sobre todo, no hay un compromiso global de ellos para conseguir dicho fin).

    Esta concepción requiere de un diseño más elaborado, ya que cuando diseñemos las tareas motrices en las clases de educación física debemos de reflejar todo esto (nuestras intenciones en todos lo ámbitos del desarrollo, y no solo centrado en el ámbito motor.)

3.     Conclusiones

    Para concluir quiero destacar que ambas concepciones teóricas existen y tienen una fundamentación estudiada. Considero que lo ideal sería que cada maestro adopte para sus clases determinadas ideas, estrategias, estilos, de una u otra de las concepciones según las circunstancias particulares, según el momento y la situación particular teniendo presente siempre que es lo que pretende, hasta donde quiere llegar; y sin dejar a un lado a los protagonistas principales (sus alumnos, con unas características, unos intereses, capacidades, posibilidades). Así podríamos encontrarnos con situaciones de enseñanza en las que nos centraremos más en el perfeccionamiento de un movimiento o habilidad motriz para el éxito de su tarea (ejemplo, la iniciación deportiva en la ESO,…).

    Habrán otros momentos que, tomando como base la actividad física, nos centraremos en conseguir un desarrollo integral del alumno (no solo el motriz, también el cognitivo, afectivo y social), por ejemplo en los primeros niveles de la Educación Primaria.

Bibliografía

  • ALONSO MARAÑÓN, P. y otros. (1994). La Educación Física y su Didáctica. Madrid: Publicaciones I.C.C.E.

  • LE BOULCH, J. (1982). Hacia una ciencia del movimiento humano. (Trad. Lidia de France). Buenos Aires: Paidós.

  • SÁNCHEZ BAÑUELOS, F. (1986). Didáctica de la educación física y el deporte. Gymnos. Madrid.

 

 

 

 

1.    

Introducción

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta