5 lugares malditos en México que ni el Papa se atreve a visitar

5. Túnel de Teotihuacán

En mayo del 2016, un grupo de arqueólogos dio a conocer el hallazgo que había realizado debajo de las pirámides del Sol y la de La Serpiente Emplumada. Se trata de una clase de túnel de 18 metros de profundidad que los expertos creen que se podría tratar de la puerta al mismísimo infierno. De acuerdo con los objetos encontrados en este escalofriante sitio, se sabe que el lugar era utilizado para practicar ceremonias para contactar a los espíritus del inframundo. Aunque el acceso se encuentra restringido, hasta la fecha, se siguen realizando expediciones subterráneas con el fin de descubrir los enigmas del misterioso túnel…

4. La Isla de las Muñecas

Entre las numerosas maravillas que México ofrece está el lago de Xochimilco, situado a unos 20 kilómetros al sur de la capital de este país.Sin embargo, en uno de sus canales puedes encontrar un paisaje que parece ser el lugar donde todas tus pesadillas cobran realidad, pues se encuentra repleto de cuerpos de muñecas viejas con aspecto demoniaco, que hacen de este sitio un lugar aterrador. Cuenta la leyenda que Don Julián Santana, el único que habitó este lugar durante los años 50´s, comenzó a colgarlas para ahuyentar el espíritu de una jovencita quien por desgracia, había muerto ahogada en el canal y llegaba por las noches a molestarlo. Actualmente, la única manera de acceder a esta escalofriante isla es por medio de una trajinera, y aunque sí hay remeros dispuestos a llevarte, hay muchas personas que se niegan a pisar esta sitio, pues también se dice que quien lo visite es víctima de una maldición.

3. Hospital Juárez

Localizado en la Ciudad de México a pocas cuadras del Centro Histórico, este antiguo hospital cuya historia data desde hace más de 100 años, es un lugar que alberga leyendas aterradoras que han hecho que más que un trabajador del hospital renuncie debido a lo insoportable que pueden llegar a ser los numerosos sustos que experimentan. Según la historia, en sus pasillos es muy muy común encontrarte con el espíritu de “La Planchada”, una atractiva enfermera que solía portar su uniforme impecable y sin ninguna arruga y que siempre estaba dispuesta a ayudar, hasta que un día de enamoró de un doctor, quien terminó engañándola. La depresión que esta mujer sufrió fue tanta, que lamentablemente murió por desnutrición, sin embargo, su alma en pena sigue visitando este tétrico edificio y tratando de ayudar a los más enfermos, pues se arrepiente de haber abandonado a sus pacientes e incluso haberlos dejado morir…

No te quedes callado

Loading Facebook Comments ...

Comentarios?